Comprar juguetes eróticos no te hace un necesitado

Comprar juguetes eróticos no te hace un necesitado

Comprar juguetes eróticos no te hace un necesitado.

En ocasiones relacionamos usar juguetes eróticos con la insatisfacción sexual o la necesidad de encontrar placer fuera de la pasión carnal entre dos personas o más. Pero realmente, ¿es así?

 

La verdad mayormente no, cierto que es posible que no te hayas encontrado con parejas compatibles o que te sientas timidez de explicar tus fantasías sexuales, pero un juguete puede acompañarte en soledad y en compañía, simplemente por placer.

 

¿Qué queremos decir con esto? Simple, un juguete erótico puede ser lo que desees.

En un momento candente en soledad puede ser aquello que haga vibrar la pasión hasta arder Troya y a la vez en un momento íntimo con alguien puede resultar un exquisito acompañante que haga explotar Pompeya.

 

Por lo tanto, rompamos con el ideal de que un juguete es un sustituto de un pene, un miembro viril, un falo o incluso una vagina; porque estos conceptos no harán nada más que anclarnos al pasado. Cierto es que juguetes eróticos existen desde épocas lejanas, pero creedme que ninguno se asemeja a los actuales. Los humanos hemos avanzado hasta tal punto que podemos olvidar y dejar atrás esa idea arcaica de que el sexo va ligado a la maternidad, el sexo va ligado al PLACER. Claro que también es una herramienta para procrear, pero eso será cuando lo decidamos (mientras tanto podéis visitar nuestro apartado de preservativos).

 

Conclusión, un juguete erótico no pintara de vida de rosa. Pero condimentara tus relaciones sexuales de la forma en que más lo desees, todo es encontrar el correcto y en nuestra página o tienda física, creednos, encontrareis esa pizca de xxx que resaltaría vuestro sabor.

Font:  www.elracodepatricia.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *